Herbalife opiniones

Dinero fácil, salud, bienestar, … Quizá estos términos estén presentes en la lista de los más deseados por todo el mundo.

Aunarlos a todos podría ser el sueño húmedo de cualquier empresa y eso es justamente lo que promete o vende Herbalife.

Sin embargo, las opiniones en torno a esta compañía llevan años situándola en la picota.

¿Qué tiene de especial Herbalife? ¿Es oro todo lo que reluce en esta empresa de supuesto éxito?

¿Herbalife estafa?

Para tratar de determinar si Herbalife estafa a sus clientes o sus trabajadores, debemos establecer cuál es la actividad de la empresa y su modus operandi.

Sobre el papel, esta multinacional se dedica a la venta y explotación de productos dietéticos creados para perder peso, mantener la forma y, en definitiva, llevar una vida de lo más saludable con el mínimo esfuerzo.

Para entender el nivel de dinero que mueven basta con saber que actúan a nivel mundial y que han llegado a contratar para sus campañas publicitarias a Cristiano Ronaldo o Messi.

Lo llamativo de todo esto es que, al mismo tiempo que hablamos de una super empresa que contrata a estrellas internacionales y promueve un espíritu de vida saludable.

También hablamos de una empresa con excesivo celo que solo abre sus puertas a los medios en contadas y controladas ocasiones.

Las acusaciones de estafa piramidal hacia Herbalife se han multiplicado en los últimos años casi a mayor ritmo que su expansión en territorio internacional.

A la compañía se le acusa de ser una estafa piramidal cuyo único beneficio proviene de la captación de comerciales, dedicados a la venta de un producto placebo.

Como sucede con toda estafa piramidal, quienes constituyen el último eslabón no suelen generar ningún tipo de beneficio, pues sus ganancias están destinadas a quienes se encargaron de reclutarles.

Esta situación forzosamente se bifurca en dos vías: o bien el comercial asume la pérdida de dinero y se sale del esquema piramidal, o bien asume la estafa de la que forma parte y se dedica a captar a nuevos comerciales que le generen beneficio.

Todo ello se logra y se fortalece en los mítines o convenciones que se organizan frecuentemente en varias ciudades del mundo.

Unos eventos en los que el acceso está restringido a trabajadores de la marca o a sus invitados.

Herbalife comentarios de clientes

Es cierto que, como con toda historia, la de Herbalife se cuenta desde dos puntos de vista.

Si nos centramos en los comentarios de clientes que siguen consumiendo la marca o de sus comerciales, pues todo es positivo.

Los productos Herbalife les han ayudado a perder peso de forma milagrosa, se encuentran mucho mejor consigo mismos y recomiendan a todo el mundo que pase a formar parte de su exclusivo club.

Pero claro, si somos un poquito malpensados ¿qué otro comentario nos va a hacer alguien que supuestamente forma parte de un sistema piramidal y necesita captar nuevos ‘socios’ para obtener sus beneficios?

Y es que, si ponemos nuestro punto de vista en quienes han dejado de trabajar o colaborar con Herbalife, la negatividad es absoluta y las malas experiencias salen a relucir.

Para empezar, usamos la palabra colaboradores porque se nos hace difícil usar el término trabajador, ya que generalmente no existe un sueldo ni salario de por medio.

Los beneficios de Herbalife se obtienen al vender sus productos, de forma que una parte de los beneficios se destina a los colaboradores que nos captaron para la empresa, otra al coste de los productos y, finalmente, si queda algo, es beneficio neto para el colaborador/trabajador.

Conociendo estas circunstancias, parece claro que la única vía que les queda a quienes invierten en Herbalife es la de captar a su vez a nuevos colaboradores que les generen beneficio.

Una situación bastante alejada de los sueldos de 3.000 euros/mes que se suelen pregonar en los eventos y conferencias de la marca, tal y como denuncian antiguos colaboradores de la empresa.

Pero aún nos queda por abordar una arista bastante importante de este negocio: los productos dietéticos en sí.

Porque una vez que te ves dentro de la pirámide es porque has adquirido un pack, es decir, has invertido un dinero (que normalmente no baja de los 400 €) y necesitas recuperarlo.

La única forma de recuperarlo es vendiendo esos productos milagrosos, ya sea al consumidor final o a otro distribuidor que te genere beneficios.

¿Herbalife es un timo?

Si nos centramos en la publicidad, página web y elementos promocionales de Herbalife, lo que vamos a encontrar es, como mínimo, maravilloso.

Productos innovadores, sanísimos, con sabores riquísimos y que además nos van a hacer adelgazar en muy poco tiempo.

Estos productos vienen además “avalados” por supuestos expertos en la materia.

Basta con profundizar un poquito y buscar análisis en la red, documentales, vídeos en YouTube, … A día de hoy tenemos material para elegir.

Con que le dediquemos un poquito de interés vamos a entender que no existe ningún estudio médico llevado a cabo por verdaderos profesionales que concluya que estos productos Herbalife tienen un efecto adelgazante por sí mismos.

Las dietas o planes de adelgazamiento propuestos por la empresa son de todo menos adecuados.

En la Red tenemos varios seguimientos del consumo de productos Herbalife, análisis científicos de sus componentes, … que demuestran que los productos no son en absoluto lo que la compañía dice que son.

¿Ayudan entonces a adelgazar? No. ¿Es posible adelgazar consumiéndolos?

Sí, pero no por los productos en sí, sino debido a la práctica de una rutina deportiva u otros hábitos más saludables que se implementan con el plan de Herbalife.

Llegados a este punto alguno os preguntaréis cómo es posible que siga vendiendo la empresa si es conocido que es un timo.

Personalmente creo que una parte importante se debe a ese sistema piramidal que obliga a nuevos socios a continuar ‘girando la rueda’ para poder recuperar lo invertido y obtener beneficios, aunque otra parte no menos importante está en la naturaleza humana.

Por algún inexplicable motivo, el ser humano nunca pierde la esperanza de encontrar ese producto milagroso que va a ser capaz de lograr el objetivo que no hemos podido conseguir por otros métodos.

Esa idea de dar con algo casi mágico, que promete resultados increíbles a cambio de mínimo esfuerzo sigue embaucando a miles y miles de personas.

Y ese sí es el negocio más viejo del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *